¡Vale!, y ¿por donde empiezo? (I)

Artículos de interés para la comunidad de Velneo 6x
Avatar de Usuario
velneo
vAdmin
vAdmin
Mensajes: 245
Registrado: 09 Sep 2005, 08:55

¡Vale!, y ¿por donde empiezo? (I)

Mensaje por velneo » 11 Abr 2012, 17:17

Esta es la pregunta que nos solemos hacer cuando, después de oír o leer en algún sitio que un software hace esto o lo otro, queremos al menos probar y sentir eso que nos cuentan, pero ¿por dónde empezar?

Descargando archivo…

Lo normal es que accedamos a la página del fabricante, en busca de esas características, de esas sensaciones que hemos leído o de esas funcionalidades que nos cuentan.

Las páginas web de cualquier fabricante de software (incluido Velneo), por lo general, están llenas de archivos técnicos, de listas de funcionalidades, de tutoriales… pero ahora no tenemos tiempo. No quiero leer. Quiero ver, sentir, probar…

Y le damos a todo botón que ponga Descargar como si el enlace estuviera imantado y nuestro puntero de ratón fuera de hierro. Parece que cuantos más botones pongan la palabra descarga más felices nos sentimos. Algún publicista nos diría "Pon un botón de descarga en tu vida…"

Por nuestro cuerpo corre la sensación de que lo tenemos, ya es nuestro…Hemos completado el primer paso mientras vemos en la pantalla una barra de progreso que indica "Descargando archivo…". Y acabamos con un directorio lleno de ejecutables, ficheros varios, zips, dlls, pdfs…

Qué es y para qué me sirve

El siguiente paso es, una vez que tenemos todos los archivos y los instalables en nuestro disco duro, tratar de determinar qué es cada instalable y nos asaltan preguntas como: ¿qué demonios es cada cosa? ¿qué instalo primero? ¿qué necesito instalar para conseguir eso que me han contado?

Llegados a este punto, en muchos casos nos sentiremos un poco confusos entre tanto componente. En el caso de Velneo, si nos descargamos todo aquello que pone descargar, tendremos en nuestro disco componentes diversos: vDevelop, vServer, vClient, Plantillas, Pluggins, Drivers… además de archivos pdf con funcionalidades, primeros pasos, características técnicas…

En este momento, nos gustaría tener a ese amigo al lado, ese que nos contaba las bondades del software y que sabe cómo funciona. Ese que nos diría instala esto primero, eso otro no te hace falta o prueba con esto. A la hora de empezar con un software, no hay nada mejor que tener un amigo que sepa cómo funciona, y que tenga un momento para ayudarnos a movernos por esa nueva herramienta como un GPS nos ayuda a movernos por una ciudad desconocida.

Instalando…

En este punto, frente a la pantalla y viendo ese listado de archivos que nos acabamos de descargar, es probable que instalemos alguno de los componentes, alguno es posible que los instale todos, otros dudaremos sobre qué instalar y es posible que acabemos por no instalar nada. En algunas herramientas esta decisión es sencilla, pues solamente hay un ejecutable.

En el caso de decidirnos a instalar el flamante software descargado, esperamos por lo menos haber acertado con el componente correcto. En esta situación, el botón imantado es el de Siguiente, pues nuestro ratón no cesa de pulsar siguiente, siguiente, siguiente… finalizar.

Ejecutando…

Una vez instalado lo ejecutamos. La experiencia de ejecutar un nuevo software es, en muchos casos, un ejercicio emocionante.

Una vez abierto el programa en cuestión, el comportamiento más generalizado es la búsqueda de aquellos elementos que nos sean familiares. Abrir, Guardar, Cortar, Copiar, Pegar… En este caso, el hecho de encontrar más o menos objetos familiares dependerá de la experiencia anterior del usuario. Difícilmente encontraremos familiar opciones como "Nueva tabla", "Nuevo campo", "Nuevo índice" o "Nuevo formulario" si anteriormente no hemos trabajado con herramientas relacionadas con bases de datos, por ejemplo.

La "Hoja de Ruta"

Después de leer este artículo la pregunta a plantear en este momento podría ser ¿A qué viene todo esto? (y con razón). Bueno, es algo habitual entre los que trabajamos relacionados con productos informáticos el hecho de "bajar" software para probarlo y ver qué nos puede aportar. Y en muchos casos nos quedamos en la primera ejecución, simplemente porque no encontramos la manera de lograr resultados, no sabemos cómo funciona o cuál es su filosofía, y para qué nos vamos a engañar, tampoco tenemos ganas de pararnos a revisar la documentación existente.

Bien, si te estás iniciando en Velneo o quieres iniciarte, queremos presentarte una serie de artículos que te ayudarán a dar los primeros pasos de forma sencilla. A lo largo de las próximas semanas, y a través del Blog de Velneo, vamos a tratar de ser ese GPS que te guía hacia tu destino, y tirando de una expresión muy habitual esto últimos tiempos, trataremos de elaborar una "hoja de ruta" en la que intentaremos abordar todas las cuestiones que nos surgen a la hora de iniciarnos con esta herramienta.

Al ser en formato Blog, no se trata de algo tan frío como otros formatos, y tu participación con comentarios harán de cada artículo algo vivo, pudiendo cambiar los artículos originales para adaptarlos a la resolución de las dudas más frecuentes o con las aportaciones de los lectores.

En próximos artículos plantearemos todos estos puntos que hemos propuesto en este artículo de forma más concreta. Veremos qué me debo descargar para comenzar, para qué me sirve cada componente, qué instalo y qué no es necesario instalar (al menos para los que se inician), tutoriales, trucos…

Continúa en el artículo siguiente:
¡Vale!, y ¿por donde empiezo? (II)

Responder